11.5.17

Recorrido papal del siglo XX (1901-2000): la DSI

Vamos a hacer un repaso muy breve a los papas de la Iglesia católica en el siglo XX, fijándonos en la "Doctrina Social de la Iglesia" (sigla: DSI) que han dado a luz en sus diversas encíclicas y en otros documentos.


1. León XIII (papa de 1878 a 1903): el papa social

Es el papa más longevo (murió a los 94 años) y su pontificado fue el segundo más largo del presente grupo (25 años), por detrás del de Juan Pablo II (duró 27 años). Promulgó en 1892 la famosa encíclica Rerum novarum, con la que inauguró la Doctrina Social de la Iglesia (DSI), la cual ha inspirado otras encíclicas o mensajes a varios papas, como veremos abajo (en el 40º, en el 50º, en el 80º y en el 100º aniversario). Con ese importante documento pontificio se intentaba recuperar al mundo obrero y abordar toda la cuestión social, teniendo en cuenta todos los acontecimientos acaecidos en el ámbito social desde la revolución industrial. Este papa inauguró el siglo XX, aunque vivió principalmente en el siglo XIX.

 2. Pío X (de 1903 a 1914): el papa doctrinal
Durante su pontificado dio doctrina para la música sacra (en 1903), doctrina contra el peligro del modernismo (la Pascendi, 1907), para la comunión a los niños (se le puede llamar, también, "el Papa de la comunión a los niños" o "el Papa de la Eucaristía") y, en el plano de la doctrina social de la Iglesia, fue el primero que dio una síntesis doctrinal sobre la Acción Católica, es decir, sobre los laicos en la Iglesia. También es conocido el Catecismo de San Pío X, debido a que también se preocupó en ofrecer una síntesis de la fe.

 3. Benedicto XV (de 1914 a 1922): el papa 'profeta de la paz'

Su pontificado estuvo marcado por la I Guerra Mundial, por eso y por sus insistentes llamadas a la paz en Europa, fue llamado "profeta de la paz"; de hecho, escribió la Pacem Dei munus (en 1920) sobre la restauración cristiana de la paz. En su pontificado se promulgó el Código de Derecho Canónico (1917), algo sin precedentes durante los anteriores 19 siglos de la Iglesia. Es un papa muy desconocido para el común de los cristianos (aún más para los no cristianos); en cambio, en él se inspiró Bendicto XVI (en 2005), tomando su nombre y diciendo que su papado sería corto, como el de Benedicto XV; lo cual se ha verificado en febrero de 2013, con su famosa renuncia.

4. Pío XI (de 1922 a 1939): el papa 'vaticano'

En 1922 se firmaron los "Pactos de Letrán" o "Pactos Lateranenses", dados en la Basílica de San Juan de Letrán, sede del Obispo de Roma (es el único obispo de la Iglesia católica que también es Papa), por los que se creaba el actual estado de la Ciudad del Vaticano, soberano e independiente, de muy reducido terreno, en Roma. Se ponía fin, definitivamente, a la larga historia de los antiguos Estados Pontificios. A Pío XI le tocó el tiempo de entreguerras (la I y la II mundiales); por eso escribió la Quadragesimo anno, sobre la restauración del orden social, cuando se cumplían 40 años de la Rerum novarum (encíclica de León XIII, el primer papa en el s. XX). Su secretario de estado, el cardenal Pacelli (futuro Pío XII), cosiguió el Concordato alemán en 1933 (con el III Reich). En 1937 firmó Pío XI dos documentos condenando tanto el nazismo como el comunismo, respectivamente.

 5. Pío XII (de 1939 a 1958): el papa diplomático

A este papa le tocó vérselas con los regímenes en medio de la II Guerra Mundial. Se vio recluido en el Vaticano por el régimen nazi. Había sido nuncio y luego secretario de Estado con el papa anterior (Pío XI) y suyo propio, cosa que llamó la atención, aunque él conocía perfectamente toda la curia vaticana y el oficio propio curial. Un radiomensaje suyo en 1941, recordó los 50 años de la Rerum novarum (de León XIII). También fue el "Papa mariano", por la proclamación del dogma de la Asunción de María (en 1954). Contrariamente a lo que se suele decir, falseando la verdad, ayudó a los judíos en su pontificado, de muchas maneras: directa e indirectamente; no condenó el nazismo porque ya estaba condenado (ver lo dicho de Pío XI) y porque podía acarrear grandes tragedias.

 6. Juan XXIII (de 1958 a 1963): el papa bueno

Su figura oronda y su faz bonachona, unidas a una gran cantidad de anécdotas suyas que rápidamente se propagaron, además de su talante bueno y positivo, hicieron que pronto se le llamara "el Papa bueno", que no significa "bonachón" en sentido peyorativo. De hecho, ese supuesto 'bonachón' convocó el II Concilio Ecuménico del Vaticano, dejando a todos con la boca abierta, pues nadie se lo esperaba. Rehabilitó a algunos teólogos renovadores pero anteriormente puestos en entedicho. Comenzó la renovación de la Iglesia. También promulgó la Mater et magistra (1961) y la Pacem in terris (1963), retomando la línea de la "Doctrina Social de la Iglesia" (DSI): por un lado eclesiológica (la Iglesia, como madre y maestra) y, por otro, la paz, en un mundo que se hallaba partido en dos, por la llamada "guerra fría", que él supo deshelar a base del calor que infunde la caridad y la oración.

7. Pablo VI (de 1963 a 1978): el papa sabio

Fue el Papa del Concilio Vaticano II, pues lo llevó a término, lo clausuró, y orientó su puesta en funcionamiento. Del mismo modo, convocó los primeros Sínodos monográficos en Roma, para toda la Iglesia. Promulgó la Populorum progressio (1967) y también la Octogesima adveniens (1971), a los 80 años de la Rerum novarum (de León XIII), en doctrina social de la Iglesia. Fue muy pensativo y conocido por su sabiduría, reflexión y moderación. Para los temas complejos, nombró comisiones; una de ellas trató los temas bioéticos, y ello dio lugar a la Humanae vitae (1968), la cual causó gran revuelo porque, básicamente, se trataba de temas sensibles para la sociedad.

8. Juan Pablo I (1978): el papa sonriente
El Papa sonriente. Ésa es la imagen que ha quedado de este papa de tan breve pontificado (apenas un mes): la de su gran sonrisa, que ya mostró en la anterior responsabilidad como patriarca de Venecia (antes de ser papa) y luego al ser elegido en el cónclave. Se acercó a todos, especialmente a los niños y, desde ellos, explicaba toda la doctrina católica con palabras muy sencillas, fáciles de entender para todos los públicos, plasmadas en sus cartas, tituladas como Ilustres señores (publicadas en la BAC minor). Quiso renovar la curia vaticana, pero no le dio tiempo.

9. Juan Pablo II (de 1978 a 2005): el papa viajero

Este gran papa (ha sido llamado ya: "Juan Pablo II el Grande" o "Juan Pablo II Magno") llevó el papado a la calle, a todos los continentes y países a los que alcanzó con sus numerosos viajes (más de un centenar) durante su larguísimo pontificado (27 años). Se inventó las JMJ o Jornadas Mundiales de la Juventud, por eso también es llamado "Papa de los jóvenes".  Fue el primer papa no italiano en el siglo XX y, además, el primero polaco de toda la historia de la Iglesia. También "Papa mariano", como Pío XII, con la constante de la Virgen de Fátima en su pontificado (incluso en las interpretaciones del grave atentado que sufrió). Protagonista de la caída del Muro de Berlín, primer papa que visitó Cuba y la Cuba comunista de Fidel Castro... Es el papa de "la primera vez que el Papa hizo esto o aquello", por lo cual será recordado de múltiples modos y en numerosos lugares, donde hoy se alzan grandes estatuas que lo conmemoran. En DSI, promulgó la Laborem exercens (1981), la exhortación postsinodal Sollicitudo rei socialis (1987: sobre el papel de los laicos en el mundo de hoy) y la encíclica Centesimus annus (1991), ésta a los 100 años de la Rerum novarum (de León XIII, en 1892). Como vemos, pues, aquella encíclica de León XIII ha hecho un recorrido memorable y conmemorado a lo largo y ancho del siglo XX. Consiguió cruzar el umbral del siglo XXI y del III milenio (como le había profetizado el cardenal primado de Polonia y su mentor); y sobre ello escribió varios documentos (la Tertio millennio adveniente, para preparar el Jubileo 2000 y la Novo millennio ineunte, donde habla de la espiritualidad de la comunión: gran redescubrimiento de cara al siglo XXI, para la Iglesia y el mundo).
 (No están descritos Benedicto XVI ni Francisco por haber sido elegidos papas en el siglo XXI.)

5 comentarios:

  1. Esta entrada la publiqué el 21 de julio de 2013. La traigo aquí de nuevo, en el día en que son canonizados Juan XXIII y Juan Pablo II.
    Ahora tenemos dos santos más (¡y qué santos!) que interceden por nosotros, por toda la Iglesia, por todo el mundo...
    Orate pro nobis, Joannes XXIII et Joannes Paulus II. Amen.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11.5.17

    Hay que recordar los santos y beatos:
    -- Pío X fue proclamado santo.
    -- Juan XXIII ha sido proclamado santo.
    -- Pablo VI ha sido proclamado beato.
    -- Juan Pablo II ha sido proclamado santo.
    Creo que está abierta la causa de beatificación de Pío XII, por lo que, seguramente, tiene el tratamiento (actualmente) de "siervo de Dios"; hasta que no se acabe el proceso y sean declaradas sus virtudes heroicas, no podrá ser llamado "venerable"; luego, con la continuación del proceso, podrá ser declarado "beato".

    ResponderEliminar
  3. En lo personal admiro mucho al Papa Pablo VI y le tengo mucho aprecio, me parece muy sabio y prudente.
    Espero que se de pronto su canonización.
    Gracias por el artículo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, querida Stella, por leer, comentar y compartir :)
      (Idéntica devoción tengo yo por el beato Pablo VI... beatus Paulus VI, ora pro nobis!)

      Eliminar